Todos los proyectos se adaptarán específicamente a cada cliente, trabajando de manera integrada y manteniéndole informado e implicado en todas las fases del proyecto a fin de garantizar la máxima adecuación de los resultados a sus necesidades.
La evolución del proyecto seguirá las distintas fases:
1. Entrevista personal y análisis de las necesidades reales de la empresa
2. Elaboración de una oferta de Plan de Actuación Outsourcing
3. Presentación de la oferta de Plan de Actuación Outsourcing
4. Formalización del Contrato de Prestación de Servicios
5. Desarrollo del Plan de Actuación Outsourcing
6. Reuniones periódicas de seguimiento
7. Elaboración de Informes trimestrales para dar cuenta de las actividades desarrolladas y análisis de los resultados
8. Elaboración de Informe Resumen de los resultados anuales